¡Que no nos falte el pan!… y tampoco el euskera

Disculpa, pero esta entrada está disponible sólo en Euskera.